El CatSalut anula el transporte de pacientes en taxi por falta de dinero en algunos pueblos del Camp de Tarragona

Los taxistas Josep M. Micola (Falset), Roman Figueras (Montbrió) y Mario Domingo (Riudoms), ayer en la puerta del CAP de Riudoms. - A.MARINÉ
Los taxistas Josep M. Micola (Falset), Roman Figueras (Montbrió) y Mario Domingo (Riudoms), ayer en la puerta del CAP de Riudoms. - A.MARINÉ

  • Algunos de los 50 profesionales que hacen este servicio en el Camp de Tarragona temen por su puesto de trabajo

  • TARRAGONA. DIARI DE TARRAGONA. JOAN MORALES.- Preocupación entre el sector de los taxistas de los pueblos del Camp de Tarragona. El motivo es la decisión tomada por el Servei Català de la Salut de anular el servicio de transporte que ofrece este colectivo, como una medida más de contención en el gasto sanitario.
    El gerente del CatSalut, y director de los Serveis Territorials de Salut de Tarragona, Josep Mercadé, envió el pasado 26 de septiembre una carta al director General de Sagessa, José Augusto García Navarro, en la que ordenaba que los médicos no emitan ninguna autorización de transporte en taxi, a partir del 1 de octubre.
    El documento, al que ha tenido acceso el Diari, especifica que «si el paciente, por razones clínicas, necesita ser trasladado y existe una imposibilidad física u otras causas médicas que le impidan o incapaciten para la utilización del transporte ordinario, se deberá de hacer la indicación de traslado en ambulancia». Pero en el caso de no existir esta imposibilidad física o causa médica, «los pacientes se tienen que desplazar en transporte ordinario o medios propios, no en taxi». Por último, y si se da algún caso excepcional en que esté indicado el taxi, será el propio CatSalut el que valorará el caso y, si hace falta, lo autorizará.

    Incertidumbre

    Los cerca de 50 taxistas que se dedican en el Camp de Tarragona al transporte de pacientes se muestran muy preocupados ante la decisión del Servei Català de la Salut. En algunos casos, como los nueve que hay en la comarca del Priorat, «este servicio supone un 90% de nuestra facturación, por lo que si el tema no se arregla, tendremos que dejar nuestro trabajo», se lamenta el taxista Josep Maria Micola, de Falset.
    A otros, como Roman Figueras, de Mont-brió del Camp, no les afecta tanto desde un punto de vista laboral, «ya que a mí me puede suponer un 20% de la facturación», pero sí destaca que «hacemos un servicio social, porque ayudas a mucha gente, especialmente mayor». En este sentido, Mario Domingo, taxista de Riudoms, teme que mucha gente se quede tirada a partir de ahora».

    Transporte garantizado

    Fuentes del Servei Català de la Salut, desmintieron ayer tarde al Diari esta posibilidad, e insistieron en que «si el paciente no puede utilizar el transporte propio o público se le enviará una ambulancia». Estas mismas fuentes también explicaron los motivos que han llevado a tomar la decisión de prescindir de los taxistas para realizar este servicio, aduciendo que «se ha tomado esta medida porque la partida destinada a la misma se ha agotado». Después de recordar que entre el 2009 y el 2012 ya se produjo un recorte de un 40% en el presupuesto destinado a este servicio, desde Salut también aseguraron que en el 2012 volverá a haber una partida destinada al mismo, aunque sin especificar si se rebajará o no. En los próximos días está prevista una reunión entre el Servei Català de la Salut y la Federació del Transport de la provincia de Tarragona, donde están asociados la mayoría de los taxistas afectados.

    Deixa un comentari

    L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *