Cuatro asociaciones firman un acuerdo para la regulación horaria

Un taxi avança per la Diagonal en sentit Besòs, ahir, a prop de Francesc Macià. Foto: DANNY CAMINALEl Sindicat del Taxi de Catalunya (STAC), la Unión de Taxistas Autónomos Metropolitanos (UTAM), la Cooperativa de Radio Taxi Metropolitano y ACTI han firmado un acuerdo para inicar un proceso de negociación con la administración de cara a la implantación de la regulación horaria, como una salida a la crisis que padece el sector.
El acuerdo firmado por las asociaciones y que se va a presentar a la administración es el siguiente:
Regulación Horaria: Una solución para la crisis que padecemos

Todo el mundo pensaba que una vez pasado el mes de marzo el trabajo aumentaría, aunque fuera mínimamente, justo lo necesario para dejar de un lado el tema de la crisis y la sobredimensionada oferta de taxis en la calle. Pero esto no ha sucedido así. Continuamos prácticamente igual. La adopción de algún tipo de medida para regular el sector es necesaria.
Por todo ello, las Asociaciones firmantes del presente escrito, opinamos que la única posibilidad de rentabilizar nuestra presencia en la calle es con la regulación. Queremos plantear una propuesta a las demás organizaciones para que se sumen al proyecto de una nueva solución, alternativa a los turnos de trabajo rígidos que se puso en la mesa al inicio de todas las negociaciones: LA REGULACIÓN HORARIA.
La regulación horaria es otra solución para quitar coches de la calle. Ya existe en otras ciudades, incluso superiores en número de habitantes, como París. En España está implantada en Bilbao y en Valencia han sido los propios taxistas quienes la han aprobado, aunque todavía no se ha aplicado.
La medida consiste en que cada taxista individual pueda trabajar hasta 12 horas de forma efectiva y su control se realizaría a través del taxímetro. Es decir, que a la hora que se ponga en marcha el taxista tendrá 12 horas de trabajo seguidas, de tal forma, que una vez que finalicen el taxímetro no se podrá poner en marcha hasta el día siguiente. Los coches a doble turno tendrían una jornada de 16 horas, divididas en dos bloques de ocho horas efectivas más sus correspondientes pausas.
De esta forma el propio sector se autorregularía y eliminaríamos coches de la calle, que es lo que buscamos todos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *