Casi 800 taxistas de Málaga piden poner fin al pago de comisiones a recepcionistas de hotel

· Los profesionales denuncian pagos de 1,5 euros por llamada para acaparar los servicios de los principales establecimientos de la capital

Málaga.- Dos taxistas de la capital han recogido 756 firmas de compañeros para pedir el cese inmediato de los supuestos pagos de comisiones que conductores de Taxi Unión realizan a los recepcionistas de los principales hoteles de la ciudad para acaparar los servicios de esos establecimientos. Los denunciantes aseguran en un escrito que la comisión es de 1,5 euros por llamada y a espaldas de las direcciones de los hoteles, aunque creen que podría ser bastante mayor para el trayecto hasta el aeropuerto. El Ayuntamiento de Málaga ha puesto el caso en manos de Hacienda por si hubiese alguna anomalía de tipo fiscal, ya que consideran que no hay delito. Los hechos, según los responsables de la campaña, se remontan a finales de los años noventa, cuando varios taxistas se escindieron de la entonces reciente Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat) para fundar Taxi Unión. Antonio Santiago, uno de los denunciantes, dice que es a partir de ahí cuando la nueva cooperativa empieza a usar unas comisiones «que provocaron que los hoteles dejaran de contar con los autónomos». «La situación perduró en el tiempo y un grupo de compañeros de Aumat, al ver que sus ingresos se desplomaban, hizo lo mismo», explica Santiago, sólo que en este caso la comisión alcanzó los 2 euros por llamada. Sin embargo, el malestar creado entre los trabajadores de ambas emisoras a lo largo de los años, originó la iniciativa que ahora ve la luz.

Lo que inicialmente se denunció en carteles y pancartas, se ha convertido en casi 800 firmas entre las que también hay conductores de Taxi Unión. Como Domingo Ramírez, el otro promotor de la campaña. Según este taxista, las firmas fueron presentadas a todas las asociaciones y cooperativas. El 20 de diciembre pasado le llegó a José Antonio Mate, presidente de Aumat, asociación que el 9 de enero decidió por mayoría dejar de dar comisiones e incentivos, según consta en el escrito de Santiago y Ramírez. Mate se mostró ayer contundente: «En nuestra asociación despreciamos y repudiamos aquellos casos de compañeros que pagan este tipo de comisiones que van contra la dignidad del taxista». «Al socio al que se demuestre esta práctica se le abrirá un expediente de expulsión», añadió.

Seis días después, las firmas le llegaron a Francisco Soria, presidente de Taxi Unión, quien «no revisó las firmas ni darle justificante de entrada» como hizo su colega de Aumat. El 28 de enero fue el turno de Taxi Transfer, cuyo secretario general sí les facilitó un recibí firmado. El 18 de enero, el documento llegó a los responsables del Instituto Municipal del Taxi, donde se convocó una reunión el 7 de febrero. Según Santiago y Ramírez, el presidente de Taxi Unión «se levantó de la mesa» cuando comprobó que ambos iban a participar en la reunión, aspecto que Soria confirmó ayer a este periódico «porque no quería que me grabaran». Soria quiso dejar claro que este tipo de prácticas se ha realizado siempre en el sector «a título personal» y que no responde a ninguna política de la cooperativa que él representa.

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga, Raúl López, indicó que el caso ha sido remitido a Hacienda por si hubiese alguna irregularidad que le competa, ya que tras ser estudiado por la Policía Local de Málaga llegaron a la conclusión de que «no hay delito» en un acuerdo entre dos partes.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Francisco Moro, se mostró muy sorprendido por un asunto que llegó a manos de la asociación el jueves pasado. «Desde Aehcos sólamente podemos decir que para nada apoyamos este tipo de prácticas que, además, creemos que son incontrolables. A nosotros lo único que nos interesa es que los clientes de los hoteles de la capital tengan un buen servicio por parte de los profesionales del taxi», sentenció.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *