Campaña para evitar el intrusismo que sufren los taxistas de Calafell

EL DIARI DE TARRAGONA.-JOSE M.BASELGA.-El Ayuntamiento de Calafell quiere evitar el intrusismo que sufren los taxistas de la localidad cuando taxis de pueblos vecinos acuden al municipio a buscar clientes. En Calafell hay 9 taxis oficiales, pero tanto los profesionales como el Ayuntamiento tienen identificados a vehículos de otras localidades e incluso a particulares que realizan servicios de transporte de pasajeros.

En la campaña para evitar el instrusismo los taxis de Calafell cuentan con la participación del sector del ocio nocturno. En los locales habrá carteles con los nombres de los taxistas oficiales de la localidad, sus teléfonos y las matrículas de los vehículos. Cuando un cliente pida un taxi, el sector del ocio nocturno sólo facilitará información de los taxistas de Calafell.

Identificados

Fuentes municipales explican haber identificado a conductores de localidades vecinas y temen que puedan ser llamados por algunos establecimientos hoteleros con los que tienen alguna especie de pacto. El concejal del área, Juanjo García, señala que «con la campaña esperamos que la situación entre en la legalidad, en caso contrario se tomarán las medidas necesarias».

Además del perjuicio económico que supone el intrusismo para los taxistas de Calafell, en el caso de coches particulares en caso de accidente o incidencia el cliente no tiene ninguna cobertura de seguro de viajero. También destaca el riesgo de subirse al coche de un desconocido.

Además de la agrupación de empresarios de ocio nocturno Calafell La Nit, tambián las agrupaciones de empresarios Segur Centre, Fòrum y La Unió participan para dar información sobre los taxis de la localidad.

Hermenegild Casals, de Calafell La Nit, señala que «son muchos los que al acabar la fiesta nocturna preguntan por un taxi. Es un servicio necesario que además da seguridad, ya que evita coger coches particulares, por lo que puede alargarse la fiesta con tranquilidad».

Nueva parada

En la localidad hay tres paradas oficiales de taxi junto a las estaciones de Renfe de Calafell y de Segur y otra en el cruce de las calles Vilamar y Monturiol, donde está la mayoría de bares musicales y discotecas. El concejal Juanjo García señala que se habilitará una nueva parada próxima al nuevo mercado municipal que está construyendose y que podría estar acabado antes de finalizar el año.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *